“LA SOLEDAD DEL TENISTA ELIMINADO”, Manuel Podestá

“LA SOLEDAD DEL TENISTA ELIMINADO”, Manuel Podestá

ISBN 978-987-42-1595-6

Reseña por Gustavo Yuste (Revista “La Primera Piedra”) :

La figura del tenista eliminado para darle nombre a este libro (y que es fruto de un muy lindo tema de la banda Los licuados) es una de las elecciones más acertadas del autor: todos somos deportistas solitarios que ni bien perdemos y nos corremos de la vorágine del ritmo de los días podemos mirar todo con un poco más de atención y es ahí, quizás, donde la poesía asoma la cabeza. En palabras de Podestá: “Todas cosas que nunca suman nada,/ pero al menos nos desvían de los/ grandes problemas diarios”.

Con una primera sección conformada por prosas poéticas que describen distintas situaciones vistas desde una perspectiva diferente: demasiado extraña para ser de alguien que las vive, demasiado personal para ser de un extraño, el autor deja que sean los hechos, los objetos y las sensaciones quienes hablen por sí solas. El autor, con gran habilidad,  se encarga únicamente de marcar un ritmo narrativo preciso que refuerza los momentos poéticos. “Mujer embarazada petisa de yoguin entra al almacén y pide dos cigarrillos sueltos”.

La segunda parte de La soledad del tenista eliminado contiene una selección de poemas del autor que reafirma la intención de la primera parte, agregándole más soltura y libertad a sus versos. Con paisajes cotidianos propios de pequeñas ciudades y barrios que se detienen a la hora de la siesta, todo parece ayudar a que los detalles sean vistos por Podestá y pueda manufacturarlos en su literatura. Así, cada personaje que aparece en sus versos posee su propio peso a pesar de sus breves cameos.

Con un tono a veces desolado y otro tanto optimista, Podestá crea su propio tiempo en La soledad del tenista eliminado. Los aspectos mínimos pasan al frente y las sensaciones se agrandan y encojen, según la respiración. El deporte solitario de la poesía, como el tenis, casi siempre nos vuelve esquiva la victoria, así que no nos queda otra que sentarnos al lado de la cancha con nuestro bolso a ver qué es lo que pasa durante el resto del torneo.

  • Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.


Sé el primero en valorar ““LA SOLEDAD DEL TENISTA ELIMINADO”, Manuel Podestá”